Documentos Preguntas frecuentes Buenas prácticas Atención al cliente

Servicio de barrido manual

Servicio de barrido manual

Los servicios de barrido manual atienden la retirada de los residuos viarios generados por la actividad ciudadana habitual. Sin embargo, las nuevas necesidades propician tratamientos y específicos para solucionar los problemas especiales que existen en Málaga y complementan los sistemas tradicionales de barrido.

Dependiendo de factores como la generación de residuos, la dispersión geográfica, la orografía del terreno, entre otros, Limasa aplica diversos servicios de limpieza viaria mediante el barrido manual, que son:

  • Barrido individual manual
  • Barrido manual con vehículo auxiliar
  • Barrido manual mediante brigada

Barrido individual manual

barrido-individual-manual

El barrido manual individual es la operación de limpieza realizada por un solo operario que tiene a su cargo la limpieza de un determinado sector de la ciudad. Generalmente, la labor de este operario consiste en la limpieza con la ayuda de una serie de útiles y herramientas de las aceras, bordillos, áreas peatonales, alcorques y plazas de su sector. El barrido se efectuará siempre mediante una escoba grande, constituyendo la principal herramienta de trabajo de este servicio. El resto de útiles y herramientas son los siguientes: carrito porta bolsas, escobillo, recogedor, espuerta, tablillas, azada, llaves de papeleras y bolsas.

El procedimiento de trabajo habitual de un servicio de barrido manual individual se puede describir en una serie de pasos:

  • Desplazamiento del operario a pie con los útiles y herramientas desde el centro de trabajo hasta el inicio del sector.
  • Colocación de una bolsa en el aro de que dispone el carrito porta bolsas.
  • Vaciado de las papeleras situadas en el acerado, o el tramo de calle seleccionado para comenzar a trabajar, en la bolsa dispuesta en el carrito.
  • Retirada de la hierba o maleza existente en el acerado con el uso de la azada.
  • Barrido de la calle (aceras, bordillos, alcorques, etc..) con la escoba, generando diferentes pilas de residuos, teniendo especial atención al entorno de los contenedores, introduciendo las bolsas de basura  que pudiesen existir fuera de los contenedores, en el interior de los mismos.
  • Retirada de eliminado de la vía pública los residuos vegetales como hojas, semillas, frutos caídos.
  • Retirada de tierra existente.
  • Retirada de excrementos.
  • Recogida de la acumulación de residuos previamente barridos con el uso del escobillo y el recogedor.
  • Acopio de los residuos en la bolsa del carrito. Una vez llena, la bolsa de introducirá en el contenedor más cercano bien cerrada.
  • El procedimiento se repetirá en todas y cada una de las calles del sector hasta la finalización del mismo

Los recorridos o itinerarios que siguen los operarios que realizan este tipo de servicio deben diseñarse siguiendo una serie de normas básicas. Estas normas van encaminadas a obtener como objetivo fundamental la optimización del servicio en cuestión de calidad de limpieza, mejora de rendimientos y necesidades de la zona en cuestión. Hay que indicar que el cumplimiento de todas y cada una de estas normas por todos los recorridos de barrido de una ciudad es imposible. En cualquier caso se trata de seguir una serie de pautas de diseño que, a la postre, nos aporte la mejor solución para acometer los servicios de limpieza viaria. Las normas más importantes para el diseño de un recorrido de barrido son las siguientes:

  • El punto de inicio y fin deberán estar lo más cerca posible al centro de trabajo, mejorando de esta forma la productividad.
  • Se efectuará el barrido de las calles y avenidas principales en las primeras horas de la jornada, dejando las vías secundarias para el resto de la misma.
  • Se tendrá en cuenta la existencia de centros escolares y de otra índole en el recorrido, de manera que se trate de ajustar la hora de limpieza antes de la entrada, así como estudiar la posibilidad de efectuar un repaso a la hora del recreo o a la salida.
  • Asimismo, se tendrán en cuenta los horarios de apertura y cierre de los comercios en las zonas de gran densidad de éstos.
  • Se evitarán desplazamientos del operario ” en vacío ” , es decir desplazamientos sobre zonas que ya han sido limpiadas.

El servicio de barrido manual individual se puede aplicar a cualquier zona de una ciudad, sin embargo existen vías concretas que, por sus características, acogen  mejor un servicio de limpieza diferente desde puntos vista a veces económicos, a veces de calidad de limpieza y en otras ocasiones de seguridad laboral. Por ello, existen otros tipos de servicios de barrido acordes a zonas con características especiales.


Barrido manual con vehículo auxiliar

El barrido manual con vehículo auxiliar es la operación de limpieza realizada por un operario que tiene a su cargo la limpieza de un determinado sector de la ciudad, cuyas características particulares hacen necesario el empleo de un vehículo auxiliar para realizar la limpieza del mismo de la forma más óptima.  Estas características se resumen en una distancia  del sector al centro de trabajo superior al kilómetro y un grado de suciedad del mismo inferior al de una barriada convencional. El barrido se efectuará siempre mediante una escoba grande, constituyendo la principal herramienta de trabajo de este servicio. El resto de útiles y herramientas son los siguientes: escobillo, recogedor, espuerta, tablillas, azada, llaves de papeleras y bolsas.

El procedimiento de trabajo habitual de un servicio de barrido manual individual se puede describir en una serie de pasos:

  • Desplazamiento del operario a pie con los útiles y herramientas desde el centro de trabajo hasta el inicio del sector.
  • Colocación de una bolsa en el aro de que dispone el carrito porta bolsas.
  • Vaciado de las papeleras situadas en el acerado, o el tramo de calle seleccionado para comenzar a trabajar, en la bolsa dispuesta en el carrito.
  • Retirada de la hierba o maleza existente en el acerado con el uso de la azada.
  • Barrido de la calle (aceras, bordillos, alcorques, etc..) con la escoba, generando diferentes pilas de residuos, teniendo especial atención al entorno de los contenedores, introduciendo las bolsas de basura  que pudiesen existir fuera de los contenedores, en el interior de los mismos.
  • Retirada de eliminado de la vía pública los residuos vegetales como hojas, semillas, frutos caídos.
  • Retirada de tierra existente.
  • Retirada de excrementos.
  • Recogida de la acumulación de residuos previamente barridos con el uso del escobillo y el recogedor.
  • Acopio de los residuos en la bolsa del carrito. Una vez llena, la bolsa de introducirá en el contenedor más cercano bien cerrada.
  • El procedimiento se repetirá en todas y cada una de las calles del sector hasta la finalización del mismo

Los vehículos auxiliares disponibles para este servicio son de dimensiones bastante reducidas. Cuentan con motores tanto de gasolina, gasoil, GLP y eléctricos. La cabina del vehículo puede tener capacidad para uno o dos operarios. Aunque el servicio está pensado para un solo operario, es común efectuar el desplazamiento de otros operarios de diferentes recorridos, o en otras ocasiones, realizar un apoyo al servicio habitual con un operario más. La caja de carga del vehículo, que puede ser abierta o cerrada, tiene una capacidad aproximada de dos metros cúbicos, y está provista de un sistema que le permite bascular mecánicamente. Los modelos más avanzados disponen de sistemas de descarga en altura, lo que le permite la descarga en vehículos compactadores y en contenedores de gran capacidad.

Las características más significativas que presenta este tipo de servicio de barrido, son las siguientes:

  • Mayor movilidad.
  • Posibilidad de realizar recorridos más largos que en el caso del barrido manual individual.  En estos casos también debe existir grado de acumulación de residuos medio-bajo.
  • Tiempos de desplazamiento cortos. Los desplazamientos desde el centro de trabajo al recorrido y viceversa, los que tiene lugar en el mismo recorrido y los que se efectúan hacia los puntos de descarga son realizados mediante el vehículo auxiliar.
  • Mayor rendimiento y productividad. Se estima que el rendimiento de este servicio es un  20 % superior al que se alcanza con el servicio de barrido manual individual.
  • Posibilidad de retirar volúmenes de residuos medios. La caja del vehículo permite la retirada y transporte de residuos de tamaño medio, algo que no es posible con el servicio de barrido manual individual.
  • Especialmente indicado para urbanizaciones de extrarradio de la ciudad. Estas zonas suelen encontrarse alejadas del casco urbano y sus grados de ensuciamiento son usualmente bajos.

Suele ser escogido como servicio de barrido repaso de numerosos puntos concretos de la ciudad. Existen puntos en la ciudad que deben ser barridos en diferentes turnos durante un mismo día debido a la gran actividad ciudadana que en ellos tiene lugar, como pueden ser las paradas de autobuses, taxis y algunos parques y plazas. Para la limpieza de repaso de estos puntos debe escogerse un sistema que permite el desplazamiento rápido de un punto a otro y cuyos medios mecánicos y humanos no sean exagerados.  En estos casos el servicio más adecuado es el de barrido manual con vehículo auxiliar.

Barrido manual mediante brigada

El barrido manual mediante brigada es una operación de limpieza efectuada por varios operarios, generalmente en un número múltiplo de tres, que tienen a su cargo un determinado sector o zona de la ciudad, cuyas características particulares hacen necesario el uso de un vehículo brigada y de varios operarios. Estas características se pueden resumir en una distancia del centro de trabajo al sector de barrido amplia, zonas con pavimentos amplios e irregulares y con poco tránsito peatonal, zonas cuya densidad de tráfico sea escasa,  zonas con gran acumulación de residuos o zonas deprimidas de la ciudad y posibles zonas susceptibles de trabajos de debroce.

La dotación completa y común de este servicio está compuesta por un conductor,  tres operarios de limpieza y un vehículo de brigada, aunque el número de operarios de limpieza puede ser superior. El barrido se efectuará siempre mediante una escoba grande, constituyendo la principal herramienta de trabajo de este servicio. El resto de útiles y herramientas son los siguientes: cubo, desbrozadora, espuerta, tablillas, azada, llaves de papeleras y bolsas.

El procedimiento de trabajo habitual de un servicio de barrido manual mediante brigada se puede describir en una serie de pasos:

  •  Desplazamiento de todos los operarios en el vehículo brigada desde el centro de trabajo hasta la zona sobre la que se va a actuar.
  • En la zona de trabajo dos de los tres operarios de limpieza se dedican exclusivamente a barrer, cada uno por un lado haciendo diferentes pilas de residuos.
  • El tercer operario va tras ellos, recogiendo la acumulación de residuos previamente barridos que éstos van realizando y cargándolas en el vehículo de brigada, el cual se va desplazando al paso de dicho operario. El vaciado de las papeleras puede efectuarse por este operario o por los otros dos, en función de la cantidad de trabajo que se vaya generando para unos y otros a lo largo de la jornada. Es conveniente realizar cambios de operarios de una función a otra para evitar la rutina laboral, las posturas constantes y la mejora ergonómica del puesto de trabajo.
  • La labor del conductor del vehículo es la de conducirlo hasta el sector y esperar a que los operarios vayan avanzando en la limpieza del mismo para ir desplazando el vehículo. Una vez que se ha cargado el vehículo hasta su máxima capacidad, el conductor lo dirigirá hasta el punto de descarga, dejando a los operarios trabajando en el sector.
  • Comúnmente, y debido en parte a las características de la zona de trabajo de este servicio, es necesario la agrupación de los operarios para cargar los residuos más voluminosos en el vehículo de brigada.

Los vehículos de brigada disponen de una cabina ampliada que permite llevar un buen número de operarios, generalmente seis. Dispone de una caja cuya capacidad de carga permite un volumen de residuos en torno a los cinco metros cúbicos. Existen algunos modelos equipados con sistemas de compactación, consiguiendo una mayor capacidad de carga de residuos con el mismo volumen de la caja. La caja del vehículo suele ser cerrada casi en su totalidad, dejando una apertura en la parte trasera para la carga de residuos. No obstante hay modelos cuya caja es completamente abierta. La elección de un tipo de caja u otro va en función del trabajo que se va a realizar; en el caso del servicio de barrido la caja semi cerrada es la más adecuada. Asimismo este vehículo posee habitáculos especiales para el alojamiento de los útiles y herramientas propias de este servicio.

Algunas de las características más significativas de este servicio son:

  • Gran movilidad y autonomía.
  • Este servicio posibilita la retirada de residuos de tamaño grande. La coexistencia de varios operarios y gran capacidad de carga permite efectuar este tipo de trabajos.
  • Mayor rendimiento y productividad. La capacidad de carga del vehículo y el procedimiento de trabajo consiguen ahorros de tiempo bastante significativos.
  • Buena imagen con respecto al ciudadano. La imagen visual de varios operarios realizando labores de limpieza en la vía pública, genera en los ciudadanos cierto grado de satisfacción con el servicio de limpieza de la ciudad.
  • Requiere un buen entendimiento y coordinación entre los integrantes del equipo de trabajo.

El servicio de barrido manual mediante brigada es el que mayor productividad y rendimiento muestra.