Documentos Preguntas frecuentes Buenas prácticas Atención al cliente

Recogida carga trasera

Se entiende por recogida de carga trasera al servicio de recogida de residuos sólidos urbanos dispuestos en contenedores y efectuado por un equipo de trabajo compuesto por un conductor, dos operarios y un vehículo recolector compactador con sistema de elevación y carga trasera. Este servicio se desarrolla sobre una ruta de ubicaciones de contenedores predeterminada.

El servicio de recogida de carga trasera es el más utilizado para la recogida de RSU. Existen unos 6.000 contenedores o cubos  repartidos en toda la ciudad, estando éstos últimos ubicados en zonas de urbanizaciones. Por el contrario, hay disponibles 2.300 contenedores de carga lateral.

  • En primer lugar se desplaza el equipo de trabajo desde el centro de trabajo hacia la zona de trabajo asignada.
  • Una vez allí la pala cargadora se encargará de cargar residuos en la pala y descargarlos sobre la caja o el contenedor de uno de los vehículos con brazo hidráulico.
  • Cuando se agote la capacidad del contenedor, el vehículo se dirigirá hacia los puntos de descargas o vertederos autorizados. Mientras tanto la pala cargadora irá descargando los residuos sobre el contenedor situado en el segundo de los vehículos.
  • El procedimiento se repetirá por todas las zonas de trabajo asignadas hasta dejar las mismas expeditas.

Los vehículos empleados en la recogida de carga trasera tienen una capacidad que oscila entre los 5 y los 24 m3. En estos vehículos se pueden distinguir dos partes fundamentales: el chasis y la caja compactadora. El chasis se suele adecuar con las características apropiadas al uso al que va destinado: marchas cortas, dimensiones especiales para calles estrechas, radios de giro mínimos, etc.

La caja compactadora es el elemento mecánico que dispone del sistema de trabajo para la recogida de los residuos. Se compone de las siguientes partes: caja de almacenaje, elevador de contenedores, tolva de recepción, conjunto compactador y  placa eyectora